TÚ TAMBIÉN PUEDES, un proyecto educativo innovador para mejorar el mundo

logo-ttp

Una idea original de Anna Llauradó: el mundo sólo puede mejorar con un cambio en la educación.

“TTP es una experiencia que cambia vidas: en los colegios los alumnos aprenden cómo está el mundo y qué pueden hacer ellos para mejorarlo, ofreciéndoles la posibilidad de enriquecerse como personas y de enriquecer la vida de otros que lo necesitan ahorrando 1 euro al mes que ellos mismos gestionarán. Se puede usar como proyecto interdisciplinario, de escuela, de aula, como cada centro desee ya que se trata de un proyecto abierto a cualquier área, tanto a nivel de conocimientos como de educación emocional y social.

TTP permite desarrollar la creatividad y el sentimiento de empatía en los alumnos a fin de promover el compromiso, el respeto y el amor hacia los demás. Por todo ello, TTP se trabaja en todas las asignaturas: lectura, comprensión lectora, matemáticas, lenguas maternas y extranjeras, investigación, historia, sociales y sentimientos y valores, dando un sentido práctico y útil al aprendizaje además de contribuir a mejorar el planeta.
Si enseñamos con y desde el corazón, transformaremos el mundo en un lugar mejor.”

Lourdes Barnola, profesora de primaria

 www.tutambienpuedes.info

 

Ésta es la historia mágica del nacimiento y evolución  de Tú también puedes: del cuento al documental

 

historia-empatis

“Tú también puedes” nació de algo aparentemente intangible: un sentimiento.

Una mañana, de hace casi 8 años, leí en la portada del periódico un titular:
“Cada 3 segundos muere un niño de hambre en el mundo.”

Como madre de dos hijos, pequeños por aquel entonces, me sobrecogió algo que me hizo sentir el dolor de esas madres que, en el mundo, pierden a sus hijos por… ¡hambre! Me pareció tan monstruoso que empecé a pensar qué podía hacer yo, por poco que fuera…

Así nació “Tú también puedes”.

Empecé a escribir un cuento… Para mis hijos, Marc y Pol, que me ayudaron con sus opiniones e ideas.
Luego, un día, mi hijo Pol insistió en ir a comer a un restaurante de Barcelona… Allí me reencontré, después de tiempo sin vernos, con un viejo conocido, el doctor Eduard Estivill.
Le conté mi idea del cuento.
Le entusiasmó y me dijo que me presentaría a Sandra Bruna, su agente literaria, para buscar editor.
A Sandra le encantó el cuento y se sumó a buscar editorial. Nuria Cabutí, de Random Hause Mondadori, fue la editora.
Y con el cuento en máquinas, mi hijo Marc me sugirió que el FC Barcelona sería el padrino ideal para el proyecto…
Recogiendo la idea de mi hijo me puse en marcha para contactar con el Barça.
Al principio no fue fácil… Pero entre Lluis Reverter, de la Fundació La Caixa, Jil Van Eyle, asistente de Frank Rijkaard y, de nuevo Eduard Estivill, un día Joan Laporta nos recibió en su despacho.
Tenía apenas 5 minutos pero cuando le conté el cuento, estuvimos más de una hora hablando del proyecto y, al terminar, me preguntó qué podían hacer ellos…

El 4 de diciembre del 2006, y gracias a la generosa colaboración de mi amigo Carles Sans de Tricicle y de Edu Pericas, gerente por aquel entonces del teatro Poliorama de Barcelona, presentábamos el cuento en dicho teatro, ante 500 niños de la ciudad y la presencia y apoyo de Joan Laporta, Frank Rikjaard, Carles Puyol, Txiki Begueristain, Judit Mascó, Nina, Eduard Estivill y muchísimas más personas que se sumaron al acto.
En la Fundación del FC Barcelona también nos ayudó Marta Segú y Cristina González.

2323

2

A partir de ahí, el cuento empezó a ir gota a gota por algunos colegios de Barcelona hasta que un día del 2011, me reencontré con Jordi Comellas, productor de cine y TV, que había estado en el acto del Poliorama. Le comenté la idea de hacer un documental sobre cómo se aplicaba el cuento y el proyecto en un colegio para difundir más y mejor la idea.
Jordi aceptó la aventura…
Y llegó el colegio escogido: el Ágora International School de Sant Cugat.
Gracias a mi amiga Constanza Echevarría conocí a una de sus maestras, Lourdes Barnola que difundió el cuento en el colegio y animó a maestros y alumnos a participar en la iniciativa.
A partir de ahí se fue formando el equipo…
Primero llegó Manuel Mira, realizador de la parte del documental del colegio, ayudado por Marc Galcerà, Anaïs Llàcer y Montse Gimènez.
Después se sumó Joan-Lluis Arruga, para realizar el video-clip, y Joaquim Oristrell para dirigir la primera parte sobre el hambre en el mundo y, finalmente, Ferran Armengol para dirigir la explicación del cuento con niños de todo el mundo gracias a la colaboración de Acnur de la mano de su embajador, el presentador Jesús Vázquez y de la generosidad de María Jesús Vega, responsable de Relaciones Externas y Comunicación.
Y también llegó Bamba Project, de Rocío Oliver que está mejorando día a día la vida de los niños de un orfanato en Kenia y que tanto ella como uno de sus colaboradores, Alex Ferrer, presentaron en Agora siendo la causa internacional escogida por los niños de primaria, capitaneados por Nuria Samper, (coordinadora del segundo nivel de primaria del Agora) y gracias a la amistad de Rocío con Mamen Neria, una de las profesoras de P5 del colegio.
Los mayores, “capitaneados” por la maestra Isabel Pérez, escogieron ayudar a la causa local del comedor social de Caritas en Sant Cugat.
Y, entretanto, entraban en la “familia Tú también puedes” nuevos petirrojos…
Jordi Martí y Andreu Ferrer se sumaban a realizar las webs de Empatis y del documental, así como los logos e imagen del proyecto junto con Amadeo Tusell mientras que Mar Galindo se sumaba al proyecto para su difusión en los colegios.

5

Y luego llegó Josefina Molina. Madre de Arnau, uno de los alumnos del Agora que protagoniza los skypes en el documental con Elliud, uno de los niños del orfanato de Kenia, Josefina puso su gota de agua como abogada para que Empatis como sociedad sin ánimo de lucro fuera una realidad.
Y más personas nos han ido ayudando como Juanjo Sánchez, Nono Arruga, Maria Pérez, Miquel Benavent, Reyes Raspall, Helena Codorniu, Noemi, Ivo…
Y otros como Pau Gasol y Jordi Juncosa, su amigo y representante, dando gotas de inspiración, siempre atentos a cómo evoluciona el proyecto. Y también Tricicle, y Theo Jaskolkowski y Argi Ibáñez, compositores de la música y letra de la canción “Tú también puedes”. Y Ruth Sale coordinadora de inglés del colegio Agora y el resto de profesores, Eli, Julia, Eugenia, Isabel, Carol, Montse, Laura, Natalia, Martin, Rosa (coordinadora de los pequeños) y su director, Vicens Gandol.
Cuando ya estábamos desbordados, por el documental, las webs y todas las necesidades del proyecto, llegó como la lluvia del cuento, Montse Baldrich, ayudando en la coordinación general. Y también Belén Alemany para la ayudantía de producción del documental y Gisela Sin para la comunicación de émpatis.
Todos ellos, con todos los niños y jóvenes del colegio, han ido sumando en esta mágica aventura que es “Tú también puedes”.
Y también Maria Dolores Martinez, Luisa Granero y Enric Galcerà, y por supuesto mis hijos Mac y Pol, todos con su apoyo desinteresado. Porque todos los petirrojos que forman parte ya de la gran familia de este sueño han puesto su trabajo, su energía, su corazón y su ilusión sin percibir ni un solo céntimo.
Sin las gotas de todos ellos no se habría creado este gran río humano que está llevando a “Tú también puedes” a ser un océano de esperanza con el deseo de apagar muchos incendios de pobreza y hambre entre los más “desfavorecidos” de este planeta y educar a los más “favorecidos” para que sientan que pueden hacer algo para reestablecer el equilibrio.
A todos, GRACIAS por su desinteresada aportación y por estar convirtiendo en realidad este sueño.
PD.- Si algún nombre ha quedado en el tintero, pido disculpas y que nos enviéis un mail o wasap para enmendar rápidamente el fallo “amnésico” perdonable, tal vez, después de un camino de tanto tiempo…

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo.”

Nelson Mandela