El blog de Anna Llauradó

Sant-Jordi

¿NOS INVENTAMOS LOS DRAGONES?

Llegó Sant Jordi… Y me preguntaba: toda la historia del caballero, el dragón y la dama que debe ser salvada, al igual que otros cuentos y leyendas, ¿no será, en realidad, una estrategia de damiselas y princesas a fin y efecto de encontrar un príncipe, o sea, pareja? Que, a falta de aplicaciones Tinder, Atrapaunhombre, speed citas y otros inventos para ligar de nuestro siglo, las pobres chicas de antaño igual se las tuvieron que ingeniar para confabularse con algún dragón de la comarca, en el caso de St Jordi, o con ogros, demonios o semejantes, incluso disfrazados de brujas o maléficas madrastras, (¿acaso el lobo no iba travestido de abuelita?) y así, con el reclamo de las criaturas oscuras, atraer al egocéntrico príncipe, azul y valiente, dicen, que para afianzar su hombría, o mataba bestias, conquistaba reinos y rescataba princesas, o no sabía quién era y se deprimía.

Porque lo que nos han ido vendiendo, desde la noche de los tiempos, a las chicas nos ha dejado -por lo general y las excepciones, dicen, sólo confirman las reglas- en el papel, pasivo, de la víctima, de la débil, de la pobrecita mientras ellos eran los héroes liberadores de todas las hazañas.

Algunas tendencias tratan de explicar que lo de los cuentos y las leyendas son, en el fondo, una manera de  hacernos ver que príncipes y princesas, damiselas y caballeros son nuestras partes femenina y masculina, innatas en cada ser y que las historias son metáforas para que podamos entender esa unidad interior que sólo combatiendo las fuerzas del mal y, a través del amor, se podrá manifestar. Sólo entonces, parece, seremos esos seres internamente completos y no iremos buscando medias naranjas en un mercado que, a ver si nos enteramos, mitades no vende.

La verdad es que yo, en medio de tantas cruzadas, lo que no entiendo, es por qué tenemos que complicar la película, sea con metáforas u otras estrategias. Incluso pensando que las damiselas se aliaron con los dragones para atraer a los caballeros o si fueron ellos los que lo hicieron para lucir valentía y pecho ante las damas, que también podría ser, o aceptando la teoría de la unidad interior, las relaciones siguen siendo un misterio en el que a saber si los dragones y sus allegados han tenido algo que ver…

Quiero imaginarme al dragón de St. Jordi como el de “Braveheart”, con un buen corazón, siendo el que va aleccionando a unos y a otras en sus intentos, patéticos, de conquistar y ser conquistados y, en un alarde de imaginación, fantasear con la posibilidad de que todos, caballeros, princesas y monstruos varios acabemos liberados.

Pero ese, es otro cuento…

 

 

02May 2017

De repente, el programa se cae. O puede que no sea tan de repente… Un proceso, interno, va calando hasta que un día o una noche o una tarde notas como si a tus lados, por delante, por detrás se cayeran, a plomo, los conocimientos, también las barricadas, y lo que creías que “eras”, y […]

27Abr 2017

Hoy llueve. Es abril. Así que las mil aguas del refranero se están dejando caer por aquí. Los días de lluvia, casi todos, son exquisitamente delicados. Al menos en el Mediterráneo. Después de intensos y poderosos días de sol, cuando amanece un día líquido algo se vuelve íntimo en el ambiente. Femenino. También lánguido como […]

26Abr 2017

Un día, no sabes bien cómo, algo cambia. Internamente. O si sabes “cómo”… Hace poco leí que una gota de agua puede perforar la piedra no por su fuerza, sino por su constancia. Así debe de ser el trabajo de la conciencia, imagino. Tú te pones, cada día, un poco, o mucho, dependiendo del tiempo […]

22Ene 2015

“La escuela del miedo”. Este va a ser el título del cortometraje que voy a dirigir en breve. Se centra en el viejo, decadente, sistema educativo que ha enseñado a generaciones y generaciones a competir para ser los primeros y, lo que es peor, “ser alguien”, como si las puntuaciones académicas y los logros estudiantiles […]

05Ene 2015

¿Qué nos está pasando? A los hombres, a las mujeres, a la humanidad en general… Sólo hay que mirar unos minutos las noticias o echar un vistazo a Facebook para electrificarte por dentro como si acabaras de quedarte atrapado en una valla de alto voltaje. Corrupción a manta, sexualidad mal entendida y peor vivida, programas denigrantes, […]